ternasco de aragon

Los chefs de nuestro restaurante Velagua nos hablan hoy de uno de sus platos estrella y cómo es su proceso de elaboración: el ternasco de Aragón.

Lo más habitual en la zona es tomar chuletillas a la brasa, aunque existen otros cortes del cordero que tienen un sabor espectacular y encantan a los huéspedes que se alojan en nuestro Hotel el Águila y disfrutan del restaurante durante su estancia:

  • Los churrascos: son tiras adobadas de la falda del cordero.
  • Los tournedós: es un corte de pierna sin hueso de unos 2-3 cm de grosor.
  • Los collares: son medallones con hueso procedentes del cuello y se cocinan igual que unas chuletillas, teniendo en cuenta que hay que dejar estos muy hechos.

Para disfrutar del turismo y la gastronomía durante los últimos días de tus vacaciones, te aconsejamos alojarte en un hotel de Zaragoza y conocer todos los rincones que ofrece la ciudad.

Claves de su elaboración

  1. El fuego

Dependiendo de la pieza que queramos preparar, la potencia del fuego deberá ser mayor o menor. La cantidad de carne que se cocine también será un factor a tener en cuenta para conocer la cantidad de brasa que se deberá emplear.

Cuando los chefs de nuestro restaurante Velagua preparan los churrascos o los tournedós utilizan unas brasas bastante rusientes, ya que lo ideal es cocinarlo poco a poco.

  1. Tiempo de las brasas

El tiempo también es clave para las brasas y sus productos. Al igual que ocurre con la potencia del fuego, al corte también hay que prestarte mucha atención.

Los churrascos necesitan más tiempo (unos 10-12 minutos a fuego medio), en cambio las chuletillas y los tournedós necesitan menos tiempo, unos 3-4 minutos por cada lado para ambos.

  1. Los condimentos y salsas

Aunque la carne de cordero ya es sabrosa por si sola y necesita pocos condimentos, en algunas ocasiones empleamos algunos de ellos para ofrecer nuestros huéspedes un plato distinto.

Uno de nuestros condimentos estrellas es la mezcla de pimentón, pimienta, comino, aceite de oliva y sal. Una vez realizada dicha mezcla, embadurnando la carne que queramos cocinar durante al menos dos horas para que queden bien sabrosos.

Otros de los condimentos que más empleamos en nuestras barbacoas son la salsa chimichurri, la salsa romuescu, o la conocida salsa barbacoa.

Siempre se deberá usar con moderación dichas salsas, como hemos dicho anteriormente, ya que su fuerte sabor podría estropear la carne.

Calidad en los productos

Al ser un plato sencillo y con pocos ingredientes, la calidad de estos debe ser excepcional. Todos los restaurantes de Eizasa Hoteles, como son nuestro restaurante Velagua y el restaurante Van Gogh del Aparthotel Los Girasoles de Zaragoza emplean el Ternasco de Aragón I.G.P, ya que al disponer de más grasa entreverada es el mejor para las brasas.

Si eres amante de las carnes, te recomendamos probar ambos restaurantes, ya que los cortes de sus carnes son, entre ellos tenemos:

  • Falda entera: para que tenga un sabor excepcional lo ideal es marcar la parte de la piel en rombos. De esta manera se cocinará mejor y quedará más tierna.
  • Las chuletillas de badal: son las 4 o 5 primeras costillas después del cuello, situadas justo debajo de la paletilla.
  • Las cabezas de cordero: se deben cortar por la mitad y cocinar con fuego suave porque si no pueden quemarse con facilidad.

Otras recetas de cordero

Tras saber los anteriores consejos claves para cocinar el cordero, os dejamos otras recetas que podréis degustar en los hoteles de Eizasa o preparar vosotros mismos en vuestras casas.

  1. Barbacoa con churrascos de cordero
  2. Costillas de cordero a la brasa
  3. Chuletas de paletilla de cordero con brochetas de verduras
  4. Tournedós de cordero con trigueros en salsa holandesa